Todo para invertir en renta variable

Articulos para la categoria Estrategias

Indicada para periodos alcistas, esta estrategia bursátil permite obtener pequeñas ganancias pero de manera continuada

Las operaciones intradía consisten en comprar y vender acciones de un valor en la misma sesión bursátil. Para realizarla debemos escoger el momento adecuado, ya que no es lo mismo operar en un escenario alcista, que hacerlo en uno bajista. También conviene elegir el tipo de valores. Es más difícil aplicar esta estrategia si son de carácter defensivo -con poca oscilación en cada sesión- que si son especulativos, cuyos precios varían hasta un 6% o más en una misma jornada. Pero entrar y salir en el valor con plusvalías requiere una notable dosis de experiencia en el mercado, así como un profundo conocimiento de sus reglas. Además, es aconsejable utilizar herramientas (stop-loss, sobre todo) para controlar que las posibles pérdidas no rebasen el 5%.

Los inversores que suele emplear esta estrategia suelen ser jóvenes y agresivos, con prisa por rentabilizar su posicionamiento en Bolsa… En general, suelen utilizar esta estrategia varias veces en una semana y escoge valores "calientes", con mucha volatilidad en su cotización. Operar de esta manera es una de las tácticas preferidas por los inversores cortoplacistas, pero conlleva riesgos.

Este tipo de inversores suelen emplear de manera habitual los foros bursátiles con sus numerosos rumores sobre expectativas de rentabilidad. Pero si estos medios son una poderosa fuente de información, también pueden ser muy peligrosos para los intereses de los pequeños y medianos inversores debido a su escasa fiabilidad. Muchos datos tienen poca o nula credibilidad y rigor, de ahí la necesidad de utilizar filtros antes de darles validez.

Continuar leyendo… »



Los tópicos en Bolsa

En la bolsa también se suelen oír tópicos como “Siempre se gana en Bolsa", "la rentabilidad es mayor durante el segundo semestre del año", o "los bancos son el sector más seguro para invertir" y aunque hay algo de verdad en ellos, hay que tener en cuenta que no se trata de axiomas que se cumplan de manera inexorable. La renta variable genera tópicos de esta naturaleza que a menudo calan entre los pequeños inversores, pero es necesario proceder a su análisis para interpretarlos de manera adecuada y evitar la comisión de errores que den al traste con los ahorros de los inversionistas.

Una máxima que está en boca de todos los inversores es que "en Bolsa siempre se gana" y, aunque es cierto que se cumple en muchos de los casos, no siempre sucede así. por lo que hay que tener especial cuidado de no confiarse, sobre todo cuando el ahorrador tenga necesidad de liquidez en algún momento de su inversión. Ejemplo de que esto no siempre es así puede ser el caso de Terra, que al final fueron obligados a vender sus acciones a menos de 10 euros cuando se llegarno a comprar a mas de 150 euros. Otro caso puede ser el de La Seda de Barcelona a más de 2 euros cuando todos los intermediarios financieros recomendaban "comprar" acciones de esta compañía… En estos momentos está estancada cotizando entre 0,20 euros y 0,40 euros, y son pocos los analistas bursátiles que piensan que esta empresa pueda alcanzar los precios de hace dos o tres años. Otros casos pueden ser: Jazztel, TPI, Avanzit, etc., en los que siempre han salido perdiendo los accionistas minoritarios. Todos ellos, ejemplos que demuestran que si bien los tópicos conllevan algo de realidad, no siempre se cumplen.

Valores refugio

Otro tópico que goza de enorme popularidad entre los inversores es el que se refiere a que algunos sectores son más seguros que otros en épocas de turbulencias financieras -los que se denominan valores refugio-. La fama corresponde a los financieros, autopistas o los relacionados con la alimentación. La reciente crisis bursátil que está afectando a todas las plazas internacionales ha hecho caer este mito, ya que el sector bancario ha sido uno de los más castigados por la misma, y los valores de los principales bancos han llegado a caer más del 10% en una sola sesión, por encima de otros considerados como de riesgo. Valores como BBVA, Santander, Bankinter o Banco Sabadell, por ejemplo, se han comportado peor que otros en teoría con mayor riesgo como Telefónica o Jazztel. La razón estriba en que la renta variable no es un mercado estático y los que en unos momentos pueden considerarse como valores seguros ahora no lo son, y viceversa.

Continuar leyendo… »



La principal finalidad de las órdenes stop responde al deseo del pequeño y mediano inversor de protegerse frente a las caídas que puedan sufrir los mercados de renta variable, que pueden llevar a perder el valor de la inversión en más del 10% ó 15% en pocas sesiones, sobre todo en los periodos caracterizados por la volatilidad de los mercados bursátiles internacionales. Utilizando alguna de estas órdenes, se pueden limitar las pérdidas hasta un tanto por ciento máximo, que el inversor puede asumir perfectamente en la mayoría de los casos. Pero también se pueden usar para recoger beneficios, asumiendo igualmente el porcentaje hasta el que se quiera que lleguen los títulos comprados. El único inconveniente que tienen éstas órdenes -de fácil aplicación, pero que requieren aprendizaje- es que hay que saber aplicarlas correctamente, algo que no sucede en todos los casos, ni con todos los inversores.

Las órdenes stop son operaciones de compra y venta que serán enviadas a Bolsa cuando se cumpla una condición de precio informada por el cliente, que podrá ser "mayor o igual" o "menor o igual" que un precio de cotización (condición de activación). La orden que se envía al mercado será un mandato limitado a un precio o una orden a mercado, informado también por el cliente en el alta de la misma. Al obtener las tendencias que siguen los precios en el mercado, las órdenes stop dan al usuario la posibilidad de condicionar su orden a un precio en el que se producen concentraciones de intereses de compra (soportes) o de venta (resistencias), en función de la estrategia realizada. Se pueden aprovechar recuperaciones en el precio de las acciones que tocan soportes o subidas fuertes que rompen resistencias. Pero es conveniente que el usuario sepa que la tramitación de órdenes stop únicamente será posible a través de Internet, así como que no admiten modificaciones, lo único que puede hacerse es cancelarlas.

Una orden stop pendiente de envío se pondrá en marcha cuando habiéndose cumplido la condición de activación cambie el precio informado de dicho valor. De hecho, en acciones muy poco líquidas donde no se cruzan continuamente operaciones en Bolsa y no cambia a cada instante la cotización del valor, puede ocurrir que no se active la orden instantáneamente, a pesar de que la condición de activación sí esté en precio. La negociación de órdenes stop está disponible para los valores y warrants cotizados en el Mercado Continuo, así como para los valores que componen los principales índices internacionales.

Continuar leyendo… »



Los soportes y resistencias son dos de las zonas de precios que más condicionan la estrategia bursátil de los inversores más experimentados. Son muchos los que se guían por ellas, y también los intermediarios bursátiles que ofrecen sus análisis basándose en ambas zonas de cotización, en donde la entrada y salida de dinero es más frecuente de lo normal. Por esta razón, soportes y resistencias pueden servir para marcar los puntos de entrada y salida de la inversión en la renta variable.

El análisis gráfico o chartismo descansa en estos dos conceptos básicos: los soportes y las resistencias. El primero de ellos es la zona por debajo del mercado donde la fuerza de la demanda supera a la fuerza de la oferta, lo que produce una detención del movimiento bajista y posteriormente un repunte al alza de los precios. La resistencia, por su parte, es la zona por encima del mercado donde la fuerza de la oferta supera a la fuerza de la demanda, lo que produce una detención del movimiento alcista y posteriormente una caída de los precios. Los precios de los soportes y las resistencias es fijado por el propio mercado, al entender que un precio es muy elevado (resistencia), o bien que es muy bajo (soporte).

Soporte Resistencia
Soporte Resistencia

Los soportes y las resistencias se detectan al analizar el gráfico de la evolución de la cotización, donde se puede ver cómo hay niveles donde la subida de la cotización se detiene y otros en los que se frena la caída. Pero también hay que tener en cuenta que ambas zonas de precios tienen una duración determinada y llega un momento en que la cotización termina superándolos. Si la tendencia es alcista, por ejemplo, los soportes y resistencias serán cada vez más altos, y a la inversa. Es importante, por tanto, advertir que ambas zonas nunca son las mismas durante la evolución del índice o valor, y no son estáticas sino que dependen de otras variables como la tendencia, el rompimiento de dichas zonas…

Continuar leyendo… »



¿Deportistas en Bolsa?

Si primero fueron los clubes de fútbol europeos los que decidieron dar el paso para cotizar en la renta variable, ahora puede que sean los deportistas de élite quienes inicien este proceso. El corredor de Fórmula 1 Lewis Hamilton tomo la decisión de sacar a cotización la empresa que gestiona sus derechos económicos en la Bolsa de Londres para pequeñas y medianas empresas. Tras conocer la intención del corredor de la escudería Mc Laren son muchos los expertos que consideran que otros ases del deporte podrían imitar su ejemplo y entrar en los parqués bursátiles de todo el mundo. Sin embargo, otros analistas del mercado indican que es una opción poco factible debido a lo complicado de fijar una cantidad, porque estas estrellas dependen de muchos factores que afectan a su cotización como contratos publicitarios, resultados deportivos, o tirón mediático.

Requisitos para ser candidato

Para que un deportista cotice en Bolsa deben cumplirse una serie de condicionantes que dependen de las particularidades de cada uno, así como del deporte en cuestión. El principal requisito para formar parte del índice de "los mejores deportistas del siglo" sería el de ser líderes en su disciplina y generar una fuerte suma económica en concepto de contratos publicitarios. Es por ello por lo que la posible lista de candidatos se reduciría, al eliminarse a aquellos deportistas de primer nivel expertos en deportes no mayoritarios o que no cuenten con difusión televisiva, o al hecho de no ser "mediaticos". También podrían cotizar en Bolsa otros deportistas cuyo tirón -a pesar de no ser de primera línea- les acarrea una amplia popularidad. Puede ser el caso, por ejemplo, de la tenista rusa Maria Sharapova, incluida en la lista Forbes de las 20 estrellas menores de 25 años que más dinero ganan (ocupa el tercer puesto, ya que anualmente gana 23 millones de dólares, 15,7 millones de euros).

Continuar leyendo… »